Somos conscientes de que el éxito de nuestra gestión radica fundamentalmente en el conocimiento del perfil inversor de nuestros clientes y en la propuesta de soluciones de inversión innovadoras y competitivas.

Filosofía de inversión

Desde su fundación en 1930, Andbank se ha dedicado a gestionar patrimonios basando su filosofía de inversión en la preservación del capital y en la obtención de rentabilidades sostenibles y consistentes a medio y largo plazo.

Estos más de 85 años de experiencia nos han permitido perfeccionar de forma progresiva nuestro estilo de gestión, basado en una metodología propia que contempla 5 fases de actuación:

  • Minucioso estudio del perfil del inversor y de las necesidades del cliente
  • Definición de objetivos de gestión
  • Elaboración y definición de la estrategia de inversión
  • Ejecución e implementación de las inversiones
  • Seguimiento y control de resultados

Nuestra ambición es llegar a la excelencia en el servicio. Somos conscientes de que el éxito de nuestra gestión radica fundamentalmente en el conocimiento del perfil inversor de nuestros clientes y en la propuesta de soluciones de inversión innovadoras y competitivas, que encajen en la estrategia definida para cada uno de nuestros clientes.

Planificación patrimonial

En Andbank estamos convencidos de que la clave de nuestro éxito como banqueros se fundamenta en una correcta planificación patrimonial. Ayudamos a nuestros clientes a diseñar la estrategia de gestión que mejor se adapte a sus necesidades.

El diseño de estas estrategias viene determinado por:

  1. Optimización del perfil de cartera y diversidad patrimonial considerando las características específicas de cada cliente. Esta cuestión es fundamental para profesionales que se dedican al arte, el deporte o clientes con grandes crecimientos patrimoniales. En Andbank cada cliente es único, de modo que para nosotros es especialmente relevante definir de forma singular la planificación patrimonial de cada cliente de acuerdo a sus características particulares.
  2. Elección de aquellos productos financieros que garanticen una máxima rentabilidad teniendo en cuenta la fiscalidad aplicable.  La rentabilidad de una inversión viene también determinada por la tributación a la que esté sometido el rendimiento obtenido. Pero no sólo debe considerarse el impacto fiscal (tipo impositivo), sino también el momento temporal en el que queda sujeta a tributación.
  3. Planificación sucesoria que se adapte a los verdaderos deseos del cliente: asistencia en la preparación de testamentos que garanticen reservas troncales o preparación de poderes preventivos.

En Andbank sabemos que en la definición de un plan sucesorio hay muchas variables a tener en cuenta, como la fuerte carga afectiva que conlleva o su relación directa con el derecho civil y la normativa fiscal. Estas dos cuestiones tienen un impacto directo en el camino que el cliente va definiendo para esa sucesión. Por eso, creemos que la definición de un plan de sucesión es fundamental que sea liderado por profesionales expertos en la materia.