Análisis de mercados

Preservación y crecimiento del patrimonio

Insight news

Visión estratégica global para 2019

volver

Publicado el 10/01/2019

Esta es nuestra visión estratégica global para la inversión en los distintos activos y áreas geográficas en 2019 en base al contexto económico que esperamos. En Estados Unidos, moderación del crecimiento hasta el 2,7%, con dos subidas de tipos de interés por parte de la Fed. En Europa tenemos un posicionamiento negativo ante la renta […]

Esta es nuestra visión estratégica global para la inversión en los distintos activos y áreas geográficas en 2019 en base al contexto económico que esperamos.

En Estados Unidos, moderación del crecimiento hasta el 2,7%, con dos subidas de tipos de interés por parte de la Fed. En Europa tenemos un posicionamiento negativo ante la renta fija y moderadamente positivo ante la renta variable. En España, tras una acusada subida de la prima de riesgo, el Ibex 35 ofrece cierto potencial alcista. En China la guerra comercial sigue siendo el riesgo principal y en India esperamos un impacto macroeconómico del sector fintech con el cambio hacia un completo sistema de pago digital.

Visión estratégica para los diferentes activos

Renta Variable

Los márgenes empresariales probablemente están cerca de sus máximos del ciclo. Esto, que suele ser señal de madurez, no excluye que los beneficios no puedan ir a más. En consecuencia, el mercado tiende a castigar a las empresas que defrauden las expectativas. Nuestra visión para el S&P 500 es Neutral-Positivo con punto medio en 2.800 puntos y salida en 3.080.

Stoxx 600 Europe: POSITIVO, Punto medio: 370; salida: 407. IBEX: POSITIVO: Punto medio: 9.600; salida:10.500. Mercados emergentes: POSITIVO. Nuestros mercados preferidos son Asia exJapan, India, China y Brasil.

Renta fija

Nuestro escenario base contempla dos subidas de tipos de interés en 2019, mostrándose la Fed cada vez más vigilante ante señales de desaceleración del crecimiento y dispuesta a ajustar el sesgo de su política. En Europa prevemos que el tipo de interés de los depósitos comenzará a retornar al nivel del 0% durante 2019, con una primera subida en torno al mes de septiembre. El programa de expansión cuantitativa vence en diciembre de 2018, pese a lo cual las reinversiones en 2019 podrían rondar los 185.000 millones de euros. El objetivo para el Bund está en el 0,9%. Mantenemos la cautela ante la deuda de países periféricos de la zona euro, cuyo nivel de valoración consideramos excesivo. Tras la corrección de 2018, prevemos rentabilidades positivas para los bonos de mercados emergentes.

Deuda corporativa

Los diferenciales de la deuda corporativa parecen excesivamente comprimidos, sobre todo entre los valores de menor rating con categoría especulativa (B- y CCC), cuya prima de riesgo ronda mínimos históricos en la actualidad. El segmento con ratings de categoría especulativa (HY), tensado por el fuerte interés de los inversores por los rendimientos y por los diferenciales en los mercados de renta fija, parece bastante ajustado en comparación con el de categoría de inversión (IG). Mantenemos la actitud negativa ante la deuda corporativa en euros y fijamos nuestros objetivos para los índices IG y HY en euros en 92 puntos básicos y 350 p.b., respectivamente. Nos mostramos más positivos ante la deuda corporativa IG en dólares, fijando nuestro objetivo para el índice CDX IG en 85. Nuestra postura es más neutral-negativa en el CDX HY, con un objetivo de 490.

Divisas

Las monedas de reserva del G4 (ex-USD) continuaron con su tendencia de extender los cortos, y la reciente volatilidad del mercado no pudo provocar un cambio en esta tendencia en las monedas de reserva no estadounidense. Con todo, el dólar sigue siendo el principal beneficiario en la acumulación de posicionamiento, principalmente contra con el yen, el franco suizo y el euro (que se venden). Seguimos favoreciendo el dólar frente al euro, la libra frente al dólar y el franco suizo frente al euro.

Materias primas

Energía: Neutral. Estimamos para el crudo West Texas un precio justificable por factores fundamentales en torno a 50 dólares para el WTI. Algunos factores podrían mantener los precios del petróleo deprimidos en 2019: la dura prueba a que se enfrenta la alianza ruso-saudí; una previsible moderación de la demanda y una oferta de crudo iraní que podría superar lo esperado.